La Critica sin Solucion

¿Has notado que existen muchos medios de comunicación que critican y desaprueban de los líderes políticos en México? Me parece que la respuesta es obvia: sí. Pero ¿Has notado que la mayoría, sino es que todas las instituciones o establecimientos que critican, no ofrecen una solución al problema?

Fíjate muy bien la próxima vez que leas el periódico o veas en el noticiero de la noche cuando uno de sus personajes critica las decisiones políticas de sus dirigentes. Lo que verás será una serie de comentarios que apuntan y critican los errores cometidos por los líderes desde su punto de vista, pero nunca ofrecerán una solución. Nunca te dirán algo que debió suceder; es decir, critican lo que se hizo, pero no ofrecen un comentario de reemplazo para eso que ellos consideran que no debió hacerse.

¿Acaso estoy diciendo que los líderes tienen la razón? Por supuesto que no. Lo que estoy diciendo es que aquellos que critican, sean del pueblo o del gobierno también, no dan soluciones, sino que simplemente apuntan a un hecho que ya todos conocemos. Criticar es lo que menos ayuda en un país donde la gente no tiene ganas de trabajar, las soluciones son escasas y los líderes no tienen el compromiso con su pueblo ni el deseo de liderar.

Sólo como ejemplos mira estas imágenes: éstas son el tipo de imágenes que todos los días alimentan de rencor al pueblo mexicano que diariamente lee los periódicos locales. ¿Ves alguna propuesta? Claro que no.

Ahora mira a las críticas de los “Líderes” de México:

“…el diputado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) Pablo Escudero Morales subrayó que la estrategia de combate al narcotráfico ha dejado miles de muertos -¿Qué decir de la estrategia? Nada, no la conocemos, no existen ni parámetros ni indicadores para saber a dónde vamos ni cómo vamos. No sabemos con objetividad si vamos ganando o vamos perdiendo-, afirmó…”

“En tanto, Óscar González Yáñez, diputado federal por el PT, señaló que hay un problema de estrategia y percepción de lo que es la seguridad -“está mal planteada la visión del Ejecutivo y de los gobiernos estatales, porque hay una falta de compromiso que acorrala a la sociedad y porque no confían en las instituciones – “. (Ver Fuente)

En otras palabras: Los “Líderes” de la cámara de de diputados están viendo que la sociedad está a punto de explotar. Como acción evasiva intentan tomar bandos y critican al “Ejecutivo” (Al Presidente de la República) de no hacer lo suficiente. Pero no proponen soluciones, sino acusan a quien ellos consideran que tiene la culpa. Es decir, después de años de no hacer lo necesario, han visto que la sociedad no puede más. Al ver que la gente espera algo de sus dirigentes, su respuesta no es de visión y liderazgo, sino de “Apuntar” a alguien para poder quitarse el problema ellos mismos.

Revueltas sin Reemplazo de Ideas

La libre expresión y el “Periodismo” con temporario ha facilitado que las personas desarrollen un mentalidad de crítica. La gente tiende a criticar, a perder la confianza en quienes deben dirigirles y a no seguir a nadie. Pero no ha habido soluciones a estos problemas. Los que han criticado lo que sí se hace han fallado en decirnos qué hacer entonces.

En ese momento nos quedamos en el peor lugar. Es decir, las pocas cosas que sí se hacen para lograr un cambio profundo en México son criticadas por un pueblo que no cree en nada. Entonces esas cosas se dejan de hacer, pero como los que critican rara vez dan solución, también nos quedamos sin reemplazar esas acciones con acciones mejores. Por el contrario, nos quedamos sin hacer nada Ahora sí, este es el país de “No Pasa Nada”.

Propaganda negativa de oposición predomina

Fíjate en “El Fenómeno Presidencial”: un presidente llega a los pinos con muchas energías y dispuesto a realmente hacer un cambio. Tal vez llega con algunas trampas en mente para poder beneficiar a sus amigos, o una que otra maña para poder beneficiarse él mismo, pero en general su disposición es que hay una manera de arreglar las cosas y que él será el portador del cambio.

Del 100% de la población, la mitad apoya la política en general, la otra mitad no le interesa. De esa mitad que apoya la política y que vota por un presidente, la mayoría vota por el presidente que gana (Por eso gana). Digamos la popularidad del presidente es de 50%, mientras que los que no lo quieren es de 40%. El resto son personas que sí apoyan la política, pero que votaron por algún candidato que no ganó y que no es “La oposición”.

Sin embargo, la propaganda en contra de este presidente, la “Voz” popular y la perspectiva se ve más negativo que positivo simplemente porque, gane el candidato que gane, el 40% que no lo quiere se emprende en una campaña de mala publicidad. Hay quienes apoyan al Presidente Calderón, por ejemplo. Pero estos no hacen publicidad positiva para él. Sin embargo, los que no lo quieren sí hacen mala publicidad. Entonces, en cuanto a popularidad pública se refiere, pareciera que nadie quiere al Presidente. Pero ese no es el caso, sino que aquellos que no lo quieren lo critican más de lo que lo halagan aquellos que si.

Rumbo al final de su presidencia, el presidente se topa con negativa colectiva de la gente. Esto lo desmoraliza y lo hace pensar que debe simplemente de esperara a que termine su sexenio para estar en paz y dejar todo atrás. Eso hace que haga las cosas mal. No tiene energía ni liderazgo, sino que ya quiere salir de “broncas”.

La Solución

La solución a este problema es relativamente sencilla y obedece a una regla general. No es que los problemas en México sean sencillos de resolver, pero el problema fundamental, que facilita la existencia de otros problemas más graves, es bastante sencillo y a la vez difícil de entender y solucionar.

Éste es el problema: Si a ti no te parece lo que alguien hace, simplemente críticas y expones tus razones. Son muy válidas. Estas razones, que son muy viables, “Convencen” a los que sí creían originalmente y los contagian de la negatividad. Entonces México se queda inmóvil, simplemente porque si a uno no le gusta algo, no lo sigue. Es una reacción en cadena: Uno sí apoya y uno no. El que no le deja saber al que sí porqué es que no le apoya. El que apoya ahora ya no quiere apoyar, y se quedan los dos estancados en no apoyar. Esto facilita que las cosas no se hagan, pues nadie quiere apoyar a nadie.

La solución es esta: Si vas a criticar una metodología, debes reemplazarla con otra. Si vas a criticar una idea, debes ofrecer otra idea mejor. Si vas a decir que alguien no debe hacer algo, debes decir qué es lo que sí debe hacer. Si cerramos las calles sin abrir más, el carro se nos va a quedar parado. Si vas a criticar una vía por improbable, abre otra vía más probable. Si criticas una acción, ofrece una alternativa.

Si no ofreces una alternativa, mejor no critiques. La Regla General es ésta: La negatividad nunca ha sido útil en una situación difícil. Yo creo que ser positivo es de beneficio. Pero suponiendo que no lo es, si ser positivo no ayuda, ¿En qué ayudar ser negativo?

Advertisements

2 Responses to La Critica sin Solucion

  1. correctoraa says:

    Necesitas un corrector de estilo, lo que dices no está mal, pero desde el primer renglón se te van las ganas de leerlo (hay que empezar por diferenciar HABER Y HACER: has/haz) y repasar las reglas de acentuación.

    De tu redacción depende mucho tu credibilidad.

    Saludos.

    • instayll says:

      Muchas gracias por tu comentario. Siempre tomo la critica constructiva como una oportunidad de mejorar. Gracias por visitar mi blog: un simple mexicano tratando de hacer la diferencia. Con tu ayuda, podemos llegar mas lejos.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: