El Espejismo de La Vida

Uno cambia de actitud al saber el verdadero propósito de la vida. La perspectiva hacia ésta se torna más iluminada, más certera y aun más fugaz al saber que ahora uno tiene un objeto, una meta, y solo un poco de tiempo para lograrlo. Me atrevo a decir que una persona con visión (aunque sea limitada) y una meta (aun pequeña) tiene mayor seguridad y sentido de propósito que una persona que se quiere comer el mundo, pero no sabe realmente cual es su destino.

Para aquellos que no conocen el sentido de su existencia piensen en esto: la vida es corta. Normalmente esta frase se asocia con vivir la vida “Intensamente” y hacer todas las cosas que quieras sin pensar en las consecuencias. Pero por el contrario, la vida es corta, así que debes lograr con ella lo más que puedas antes de partir. Uno no logra nada con una vida disipada y estancada en la “Adolescencia Crónica”. Por el contrario, para lograr lo más que puedas debes enfocarte y comenzar a trabajar hacia tu objetivo; el que sea. Si haz decidido ser pintor, sé el mejor que hay. Si haz decidido ser físico, o científico, o paleontólogo, o psicóloga o líder religioso, o lo que hayas decidido ser, debes trabajar intensamente para poder ser el mejor de tu elección.

El Famoso poeta y novelista Mario Andrade mandó un mensaje a través de una presentación titulada “El Valioso Tiempo de los Maduros”. En ella dice: “…tengo menos tiempo para vivir de aquí en adelante del que he vivido hasta ahora…ya no tengo tiempo para soportar personas absurdas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido. Ya no tengo tiempo para perder con mediocridades…”.

El libro de Eclesiastés dice “Y todo lo que te venga a la mano, hazlo con empeño;”. (Eclesiastés 9:10).

Sobretodo fíjate en el trabajo de tus manos. Uno no invierte trabajo, tiempo, dinero y esfuerzo en construir casas de arena a la orilla de la playa, sabiendo que la manera terminará llevándoselos. Max Lucado escribió en uno de sus famosos libros “vi una niñita construyendo un castillo de arena. Tardó un tiempo en terminarlo. Al final su papá le llamó, ella se levantó, vino una ola y se llevó su obra. Ella, con una sonrisa, se devolvió, gritó a su papá que ya iba y corrió”.

El que construye castillos de arena, o casas en el aire, o en arena suave, etc. es una persona que no ha sabido planear bien su vida. Desafortunadamente eso es lo que le sucede a muchos de nosotros. Pensamos que esta es la vida que hemos de llevar, la que verdaderamente importa. Se enfocan en lograr muchos logros materiales y construyen su castillo tan alto como sus fuerzas se lo permiten. Pero su castillo es de arena, está a la orilla del mar y la marea ya comienza a aumentar.

Por eso, lucha con todas tus fuerzas para hacer que esta vida cuente, sin perder tiempo en actividades disipadas. Pero trabaja en algo que de dará resultados eternos, y no solamente temporales. La vida es corta, aprovéchala para hacer que tu vida eterna después de ésta sea la que tú quieres, y no una sorpresa desagradable para toda la eternidad.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: