Los Cangrejos Mexicanos

Hay una frase famosa entre las personas de poder en nuestros gobiernos. No es una frase políticamente aceptable, pero como muchos de nosotros en nuestros trabajos, nuestros diputados, senadores y otras personas de gobierno, no son gente rígida que ande todo el día hablando formalmente sin gestos ni expresiones emocionales, fríos y sagaces como lo pensamos.

De hecho, hace algunas semanas veía una programación especial con el Presidente Felipe Calderón Hinojosa llamada “Diálogos con el Presidente”, donde platicaba con la gente y se interesaba por sus problemas. No solamente vi al presidente de México hablar como tú y como yo, sino que también platicó un historia. Se dice que entre las filas de los diputados hay conversaciones que él mismo recordaba, donde uno le decía a su compañero cosas como “Ya Estoy bastante estresado, me retiro a algún lugar donde nadie me conozca para relajarme”, y le contesta su colega “Ve a tu distrito que representas, ahí nadie te conoce”.

Sin embargo esta frase famosa, que ya es parte de la mentalidad de nuestros gobernantes, no es tan simpática como la anterior. La frase (Que tal vez ya hayas escuchado) básicamente dice que “El que no Transa, no Avanza”. Esta manera de pensar nos limita a creer que la única solución para poder salir adelante es asegurarnos de que nuestro vecino, compañero, amigo, colega o simplemente nuestro compatriota, sea abusado, robado o “transado” por nosotros para poder sentir que nos movemos hacia adelante.

En éste paradigma, no hay ganadores si no hay quien pierda. Lamentablemente, el perdedor siempre resulta ser el mismo: El Pueblo de México.

Reflexionando en ésta manera de pensar, me llego una idea muy clara que contradice a ésta lógica. Mi idea es “¿En qué dirección estamos avanzando?”. Dentro de mi razonamiento, el transar a otra persona no es un avance, sino un retroceso.

Dejemos atrás el pensamiento errado del abuso. Considera por un momento un chiste que escuché hace poco. Seguramente ya lo has escuchado, pero observa con atención:

Un hombre caminaba por la orilla de la playa con una cubeta en cada brazo, regresando a su casa después de pescar. Otro hombre lo ve, y nota que una de las cubetas está tapada, mientras que la otra no, y de curiosidad le pregunta “¿Qué tienes ahí dentro?” a lo que el hombre responde “Tengo Cangrejos” – “¿Ambas cubetas tienen cangrejos?” le preguntó, a lo que respondió “Sí”. Entonces la curiosidad venció y tuvo que preguntar “¿Y por qué es que una de las cubetas está tapada y la otra no?”. El pescador respondió “Porque la cubeta tapada tiene cangrejos Americanos, mientras que la destapada tiene cangrejos Mexicanos”.

Sorprendido, el curioso hombre le preguntó “¿Qué tiene que ver una cosa con la otra?”, a lo que el pescador respondió “Lo que pasa es que los cangrejos americanos se ayudan uno al otro. Forman columnas para intentar escapar, y lentamente se van saliendo. Pero los cangrejos mexicanos me ahorran la tapa, ya que cuando uno se esfuerza mucho y logra subir por encima de los demás e intenta escapar, los demás lo jalan y no lo dejan ir”.

No tiene mucho chiste, sobretodo saber que esto es verdad. “El que no transa no avanza” NO es una frase sabia, aunque refleje la realidad. México tiene que cambiar su manera de pensar para poder salir adelante. Hay más que suficiente de lo que necesitamos, como alimento, autos casas, todo. Pero somos egoístas y nos quedamos a la mitad, conformándonos con poco para nosotros solos que escoger lo mucho para todos.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: