La Fabricacion de las Circunstancias

“Tú tienes tu casa. Qué tan limpia esté depende solamente de ti” – Instay Ll

Hay algo que me gusta mucho de la película “Lluvia de hamburguesas” que estuve viendo el otro día. A pesar de que en sí el largometraje me gusta mucho por el concepto de un joven científico en quien nadie confía y termina siendo el héroe (con el cual me identifico, pensando que hay poca gente que aprecia a los visionarios, tachándolos de locos), no es el elemento de mi preferencia en la historia. La trama cuenta como un joven busca realizar sus sueños como inventor, y a su paso se topa con muchas frustraciones. A pesar de considerarme un inventor yo mismo, no son los inventos con los que cuenta lo que me gusta más, ni el humor sano que nos brinda. Hay un pequeño personaje de bajo perfil en la película que resalta por su ausencia: Menny.

Menny es un personaje de estatura muy baja incluso para los personajes animados en la película. Siendo un personaje de caricatura, Menny me enseñó una lección que no voy a olvidar, y no es por el hecho de que no lo haya sabido ya, sino porque me permite usarlo como ejemplo para demostrar con palabras tangibles algo que es intangible. Una idea que ha rondado mi mente durante años ya, y que de una u otra forma intento darle forma, cuerpo, expresión y proyección para que otros lo puedan comprender también. No pude lograrlo hasta hoy al acordarme de Menny.

Menny es un personaje que en la película se basa en un hombre de mediana edad procedente de Guatemala. En la caricatura, Menny es tan solo el camarógrafo de uno de los personajes principales, Sam Sparks, una joven aspirante a presentadora del clima que se le da la oportunidad de cubrir un evento nacional.

Durante toda la película Menny guarda silencio, es serio, y mantiene su bajo perfil. No es hasta el crescendo de la película, cuando las circunstancias se vuelven turbulentas, que nos damos cuenta que Menny es más de lo que aparenta. Uno de los niños sufre un coma alimenticio por haber ingerido demasiadas golosinas, así que desesperadamente buscan a un doctor. Entonces aparece Menny, diciendo que es doctor. Sam le pregunta “¿En serio?” a lo que él le responde con total seriedad, síntoma de que dice verdad “Sí, en Guatemala. Vine a los Estados Unidos por una vida mejor. ¿Una gran decisión, no es cierto?”, esto último con un tono entre sarcasmo y seriedad.

Rumbo al final de la película, Menny también demuestra ser piloto aviador, y además comediante (Cosa que obviamente contrasta con su personalidad, lo cual lo hace más divertido).

Menny me recuerda a todas las personas que se preparan, luchan y se superan, para intentar ponerse voluntariamente bajo el yugo de las personas que intentan esclavizarlo. Menny es uno de los típicos que inconcientemente aceptan en hecho de preferir ser esclavos de los ricos y no jefe de los pobres, por encontrar una manera práctica de expresarlo. Alguien podría pensar que es mejor ser el sirviente en una casa grande, a ser el jefe en una pequeña. Lo que no se da cuenta es que el jefe en la casa pequeña también puede llegar a ser el jefe en la casa grande. Y mejor aún, el jefe de la casa pequeña puede llegar a hacer crecer su casa, hasta el tamaño que él quiera.

Menny era doctor, piloto y sufrió muchísimo para viajar a los Estados Unidos. Y sin embargo, como todos los que trabajan duro en la vida real, puedo imaginarme hablando con él y preguntándole “¿Por qué es que decidiste viajar y no gastar tus energías que ocupaste para llegar a Estados Unidos simplemente transformando tu comunidad y país?”. Casi estoy seguro de lo que respondería: lo mismo que todos me han respondido. De una manera u otra su idea es que no pueden llegar a ser lo que quieren en su propio país, porque “Alguien” no les da la oportunidad. Se culpa a factores externos como la situación económica, la corrupción, etc. Pero no nos damos cuenta que éstas son nada más que circunstancias fabricadas. Si tenemos el poder de crear nuestra propia situación, ¿Por qué hemos decidido que sea una situación negativa?

Como los pobres trabajadores que a menos que “Alguien” los emplee, pueden morir de hambre antes de emplearse a sí mismos en algo. Menny tenía todo para poder fabricar las circunstancias a su alrededor. Uno puede excusar a un campesino por su probable falta de educación académica, o tal vez a alguna persona que no tenga educación superior el no saber cómo emprender las cosas. Pero un Doctor, que ha vivido una vida experimentada y está “Preparado” para tomar las circunstancias por los “Cuernos” y superarse, no puede ser excusado. ¿Quién podría ser ese alguien que puede emplear a una persona poco capacitada? Tal vez una persona muy preparada que tenga visión y propósito. Tal vez una persona que este estudiada y sepa como se mueve el mundo. Pero ¿Qué excusa tiene una persona preparada para no hacer las cosas que necesita, y buscar que alguien más lo emplee?

Menny es un claro y tangible ejemplo de las personas que nunca estará lo suficientemente preparados para fabricar sus propias circunstancias. Napoleón Hill siempre dio la siguiente recomendación: “Comienza con tus sueños hoy, donde estás. No esperes. Nunca llegará el tiempo “perfecto” para hacer las cosas; necesitas comenzar hoy”

¿Hasta dónde quieres llegar?

Una cosa es la motivación y otra cosa es el potencial. George W. Bush fue porrista en la preparatoria donde asistió. Lamentablemente pensó que la presidencia de los Estados Unidos se trataba de lo mismo: ser positivos sin importar las circunstancias. Bush pensó que con motivar a las personas era suficiente para que se cumplieran sus mentas.

Existe algo que debemos tener en cuenta: La motivación y el potencial son dos llaves de paso en la misma manguera. Ambas tienen que estar abiertas para que el agua fluya. Una persona sin motivación, aunque con mucho potencial, no llegará a nada. Una persona sin potencial, con todos los ánimos del mundo tiene un panorama limitado. ¡Que bueno que los humanos tenemos, ya de cajón, el potencial de hacer todo lo que nos propongamos! Lo único que nos falta es saber que podemos, y comenzar a caminar hacia ello.

Hazte la pregunta: “¿Hasta dónde quiero llegar?”. Intenta contestarla honestamente. No es solo a qué distancia quieres llegar, sino que es también la pregunta subjetiva ¿Quieres llegar a algún lado? Esto mismo lo he preguntado a muchas personas, y mi conclusión es que si no llegan a donde quieren llegar, es por que en realidad no quieren estar ahí. Existen muchas personas (la mayoría, yo digo) que culpan a las circunstancias por su situación. En alguna ocasión llegué a preguntarle a un ingeniero por qué no estaba en su propio negocio. No recuerdo los detalles, pero la respuesta rondaba en que la culpa la tienen entre el gobierno y la situación económica. Y casi me veo obligado a preguntar “¿Cómo lo han logrado los ricos de México?”. Viven en el mismo país, con las mismas circunstancias y el mismo gobierno. ¿Cómo es que ellos lo hacen? Después de batallar un rato con la respuesta, me contestó que a lo mejor ellos tenían mejores oportunidades.

Como uno puede observar, las personas que siempre culpan a sus circunstancias no se dan cuenta de que ellos mismos las fabrican. El padre de Carlos Slim Helú, el hombre más rico de México, y el tercero más rico del mundo (Mexicano de nacimiento) logró todo lo que tiene en el mismo México del cual muchos se quejan. Entonces, si el país no es el factor determinante, ¿Qué es? Te diré la respuesta: uno mismo.

¿Hasta dónde quieres llegar? Fíjate una meta. Hazte un propósito y trabaja todos los días incansablemente por ello. Verás que llegarás.

Menny era doctor. Era una persona preparada, inteligente, y con grandes ventajas. Menny sería la persona más indicada para tocar las vidas de las personas a su alrededor, y transformar sus circunstancias a través de la colaboración social. ¿Qué hizo que decidiera poner sus talentos al servicio de sus amos Norteamericanos? La respuesta yace en el mismo sitio donde encontramos la respuesta a ¿Por qué México no avanza?: Las circunstancias se fabrican, no se sufren. Uno no debe “paga” el precio del éxito, uno debe “disfrutar” el precio del éxito. Fíjate una meta, identifica los pasos que debes seguir para llegar a ella, los enemigos que tendrás que derrotar, y una estrategia para hacerlo. Ésta formula te llevará a cumplir tus metas. Si no lo haces, es porque no quieres.

Advertisements

3 Responses to La Fabricacion de las Circunstancias

  1. instayll says:

    Uno pensaria que es Mexico el problema para los mexicanos. Tengo familia que piensa que vivir en EE.UU. seria mucho mejor que Mexico. No se dan cuenta que la atmosfera que se genero a su alrededor en Mexico emana de ellos mismos. No me crees? visita cualquier ciudad en los Estados Unidos. Compara los barrios Mexicanos con los barrios de los Blancos. Vas a notar una gran diferencia, pero porque? No se supone que viven en un mejor pais? Si, pero no es mejor por que si, sino porque los que lo hicieron se esforzaron, los mexicanos que hoy viven alli estan generando el mismo ambiente que se genero en Mexico. El simple hecho de querer huir de tu pais para irte a vivir a un lugar “mejor”, aprovechandote de los buenos resultados que a otros les costaron trabajo, ya en si es suficiente para decir que tienes un problema, y que tratas de huir de el. Es como huir de tu sombra.

  2. jose says:

    Existe una pelicula (comedia) que se llama La Envidia Mata (Envy), con los protoganistas Ben Stiller y Jack Black. Son buenos amigos que viven una vida simple en un fraccionamiento de media clase. Diario se frecuentan los amigos, ya que ambos laboran en el mismo lugar. Sin embargo Ben es mas sobresaliente que Jack en su trabajo, alcanzando numeros de eficiencia ejemplares. Por lo tanto tiene mejor oficina que Jack y mas oportunidades. Lo logro con organizacion y planeacion y estrategia. Una parte graciosa de la pelicula es que diariamente Jack le presenta una nueva idea a Ben de como ser rico. Por ejemplo ideas como calzones que atrapan la flatulencia. Y claro que Ben se burlaba de Jack y descartaba cualquier explicacion que le daba. Obviamente el penso algo como “tonto tu que piensas con tus ideas tontas, si yo no puedo inventar algo, menos tu que eres inferior a mi inteligencia y organizacion”. Eso proyectaba Ben. Pero Jack no se molestaba aunque sabia que Ben lo hacia de menos. Ben hizo una decision de ser positivo en su camino a la riqueza. Y diario trabajaba su mente para lograr su meta. Y se juntaba con gente (inventores) que le podian ayudar a cumplir su meta. Escuchaba las ideas de los de mas. Jack formo su vida alrededor de su meta. Hasta que un dia….una de sus ideas pego. Jack muesta que no tienes que ser el mas listo, organizado o preparado para cumplir una meta o sobresalir en este mundo. Aun siendo inferior a Ben, Jack logro su sueno. En fin solo se requiere una idea, motivacion, disiplina y forteleza. Cualquiera puede sobresalir y hacer un cambio o impacto en este mundo. De hecho al final de la pelicual Ben fue tan influenzado por Jack, que el mismo salio con un invento. Jack sirvio de ejemplo.

    • instayll says:

      Muy, muy buen ejemplo. Me gusto mucho. Algo parecido le sucede al protagonista de Lluvia de Hamburguesas. Nadie cree en el, pero al final es el heroe.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: