Escucha tu Corazon

Es muy importante saber seleccionar tus palabras antes de decirlas. El buen Libro, La Biblia, dice que la vida y la muerte están en el poder de la lengua. Tú puedes bendecir tu futuro o puedes maldecirlo; puedes pronosticar bien y prosperidad, o puedes anticipar amargura y agonía. Todo depende de las palabras que escojas para hablar. Dios mismo utilizó el poder creativo de las palabras para llamar a todas las cosas a la existencia.

Existen muchas cosas que pueden influenciar nuestras palabras y las frases que decidimos usar. En un momento dado uno puede exaltarse y ofender. En otro momento, las circunstancias a nuestro alrededor, como la situación de nuestro país, pueden hacernos decir cosas que no son de beneficio. En ocasiones prestamos mucha atención a lo que los demás están diciendo sin conocer el poder de sus palabras, y nos dejamos influenciar. Lo mismo sucede con el periódico, la radio, la televisión y los demás medios de comunicación. Hoy en día éstos están cargados de negatividad que no ayuda en nada; si algo, perjudican más al hacer que nos estanquemos en una manera de pensar negativa.

Sin embargo, la Biblia también dice en Proverbios 16:23 que el corazón del sabio le enseña a su boca, y le agrega conocimiento a sus labios. El día de hoy escuchemos a nuestro corazón. Toma un breve minuto durante el día y calladamente escucha lo que hay dentro de él. Sobretodo enfócate en pensar las cosas positivas de la vida y de tu alrededor y decide hoy que no vas a enfocarte en lo negativo. Toma la decisión y haz el compromiso de no ser una persona influenciada por las palabras ni las circunstancias negativas y que vas a poner poder de bien en tu boca y en tus labios.

Advertisements